sábado, 1 de marzo de 2008

CANUTO, EL TUCÁN


Canuto el tucán vivía en un lujoso hotel de turismo con piscinas,
canchas de tenis y robots heladeros.
¡Y a él que le importaba todo eso! Lo habían metido en un jaulón,
para que los turistas lo fotografiaran.
Canuto extrañaba su nido en la selva
y su única alegría fue ver pasar a Gaby,
la campeona de tenis, que le tiro un besito.
Una tarde dormitaba en su árbol cuando de pronto…
¡ziimmm, crac!
La puerta se abrió como por arte de magia.
Pero no fue magia sino una fruta tan hábilmente lanzada que rompió la cerradura.
Canuto era muy goloso y antes de escapar alzó la fruta con el pico.
Es imposible volar con el pico abierto, de modo que
bajo a la orilla del río Lapizul a esperar el colectivo.
Mientras esperaba miro la fruta: era amarillo verdosa, pelusienta y dura.
–Esta reverde—pensó Canuto—pero sin duda es mágica porque me abrió la puerta.
El colectivo era un Yacaré voluntarioso
que transportaba en su lomo a los bichos cansados de andar o volar.
Canuto escondió la fruta bajo el ala, navegó un rato y bajo en la parada SELVA.
Se encaminó a su nido, pateando el raro fruto.
Por la senda, ¡qué casualidad!
Venia en bicicleta Gaby la campeona, paseando con su novio Flacus:
--Es él. ¡Apuntaste bien!—comento Flacus.
--Te devolví la libertad—le dijo Gaby a Canuto—ahora devuélveme la pelota.
--Como me atonto la prisión—pensó el tucán—que confundí una pelota con una fruta.
Voló hasta el manubrio con la bola en el pico y se la devolvió.
Después viajo en el manubrio hasta su árbol,
de donde toda la familia bajo a recibirlo con gran escandalete.
Al día siguiente dijeron los diarios:
“SAQUE MAESTRO DE GABY LIBERO A UN TUCAN”
--Para pedirle al mundo que nadie más vuelva a cazarlos—aclaraba Flacus.
Pero el mundo se creyó que se habían vuelto loquitos.
Le mandaron a canuto una cesta de frutas madurísimas
y una parva de invitaciones para ver el campeonato
desde una palmera alta, alta, alta.

MARIA ELENA WALSH

2 comentarios:

Julia "Koimalin" Torres dijo...

buenas tardes.
estoy haciendo un trabajo en la facultad sobre Canuto el tucan, y me preguntava si usted sabe a que libro pertenece este cuento.
estoy buscando informacion y no encuentro practicamente nada.
desde ya muchas gracias!
julia

Anónimo dijo...

El diablo ingles